Una familia, un proyecto, una cabaña y 35 años de esfuerzo.

La historia comienza con una cabaña de troncos en 1970, donde los veraneantes y los pescadores de la zona hacían un alto antes de ir a la playa o a pescar atún al Puerto de Sancti Petri para tomar algo.

En 1982, Tomás Mayo y su mujer Nena, deciden adquirir la entonces cabaña, con la idea de hacer de ella un buen restaurante donde poder cocinar y servir los mejores  pescados y mariscos de la Bahía, y con la ilusión de que en un futuro trabajen codo con codo con sus hijos. En un par de años, con gran esfuerzo lo convierten en lo que hoy conocemos como el Restaurante Popeye, ya en los años 80 parada casi obligatoria si querías degustar unas de las mejores Doradas a la sal, Barriga de Atún al horno o su famoso Arroz Señorito, en un ambiente marinero y familiar.

En la década de los 90, sus hijos, aún estudiantes, empiezan a ayudar en el restaurante aplicando lo que tantos años vieron hacer a sus padres. El ahora chef Francis Mayo, ayudaba a su padre en los fogones, e iba aprendiendo los pequeños secretos en las recetas de los platos que elaboraba su padre y que hoy siguen siendo las especialidades en la carta actual. Entre tanto, Tomás hijo, el actual gerente, atendía a los comensales con el carisma, educación y amabilidad que caracteriza a su familia y empieza poco a poco a encargarse de la gerencia.

Desde los 90 hasta hoy, el local ha sido reformado varias veces adaptándolo a los tiempos. Toda la familia Mayo se ha ido involucrando en el buen hacer de este restaurante familiar, que con gran esfuerzo y constancia han ido cada día aprendiendo, mejorando y siempre dispuestos a satisfacer las nuevas demandas de sus clientes sin perder el carácter familiar, marinero y tradicional que siempre tuvo “El Popeye”.

Y así comenzó este restaurante, uno de los locales de moda de Chiclana, donde la tradición y lo moderno van de la mano, su carta sigue caracterizada por los mismos platos marineros que desde siempre son sus especialidades como la Urta a la roteña, el Bogavante Bellavista, la Lubina a la sal, entre muchos otros. Pero su nueva carta de tapas de diseño, elaborada por el ahora chef Francis y el nuevo ambiente del local con su nueva zona de “La Barra de Popeye” y los salones reformados completamente con ese toque minimalista y moderno, han dado un nuevo aire desenfadado y atrevido al local sin perder la esencia de la cocina tradicional elaborada con las mejores materias primas que siempre caracterizó a este restaurante.

El Restaurante Popeye ha sido premiado con el Certificado de Excelencia de Tripadvisor dos años consecutivos, 2015 y 2016, el cual se otorga gracias a las valoraciones y críticas que escriben los clientes en esta red social. Detrás de todo esto, hay un gran equipo de personas, una plantilla atenta y entregada, capitaneada por los hermanos Mayo; Tomás (hijo), Francis y Mari Carmen, y siempre bajo la mirada atenta y el buen hacer de sus padres.

 

A lo largo de estos 35 años, muchos personajes famosos y relevantes de la sociedad española e internacional que han visitado nuestra provincia han querido degustar los manjares de nuestra tierra y sobre todo de nuestras costas en este restaurante, rostros tan conocidos como Ramón García, Alejandro Sanz, Mario Vargas Llosa, Matías Pratts, la familia Flores, entre otras muchas personas relevantes de la sociedad, algunas de ellas convirtiéndose en clientes fijos cuando vienen a veranear año tras año. En la entrada del restaurante podemos observar en forma de cuadros,  muchas de las dedicatorias que han ido dejando en el libro de visitas a lo largo de estos años.

Un proyecto, una familia, mucho esfuerzo y trabajo durante 35 años que lleva a sus espaldas el Restaurante Popeye.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • G+ - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle